Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra.

Martes, 03 de mayo de 2011   |  Número 30
Acceda a nuestra hemeroteca
actualidad
REUNIÓN ‘AVANCES EN PROTEÍNAS’ DE LA SEQC
Biomarcadores proteicos pueden ayudar en la detección precoz del alzheimer
Se ha observado una reducción de los niveles de beta-amiloide junto a una elevación de proteína tau fosforilada en el líquido cefalorraquídeo

Redacción. Madrid
El diagnóstico precoz de muchas enfermedades es fundamental para su posterior tratamiento y evaluación. Para ello, dependiendo del tipo de patología, son necesarias diferentes pruebas o análisis que conduzcan a la determinación de la enfermedad. Es en este campo donde adquiere gran importancia el papel que desempeña un especialista del Laboratorio Clínico como experto en el análisis de los distintos biomarcadores.

Cecilia Martínez-Brú.

En este sentido, hay que destacar que, actualmente, es muy relevante la función de las proteínas como biomarcadores eficaces para el diagnóstico de enfermedades. Por ello, la Comisión de Proteínas de la Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC) actualiza, de forma constante, los conocimientos y novedades en este ámbito, no sólo por su protagonismo actual sino también por las brillantes expectativas de futuro.

Recientemente, numerosos expertos se han dado cita en Sevilla con motivo del curso ‘Avances en Proteínas’ organizado por la SEQC. En su novena edición, la jornada se ha centrado en enfermedades renales, cardiovasculares y alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer afecta a 25 millones de personas en todo el mundo y es la causa más importante de demencia en los países occidentales. Además, su prevalencia se prevé en aumento como consecuencia del envejecimiento de la población. “En relación a su prevención precoz y diagnóstico, como reto para neurólogos y bioquímicos, se está revisando la información que pueden aportar los marcadores bioquímicos (proteína beta-amiloide, proteína tau/tau-fosforilada) evaluados hasta la fecha. En este aspecto, se ha observado una reducción de los niveles de beta-amiloide junto a una elevación de proteína tau fosforilada en el líquido cefaloraquídeo de muchos pacientes con enfermedad de Alzheimer”, ha explicado Cecilia Martínez-Brú, presidenta de la Comisión de proteínas de la SEQC. “Por ello, la medida de estas proteínas facilitaría la detección de la enfermedad en sus fases más precoces (pacientes con deterioro cognitivo leve)”, ha añadido.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com