Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra.

Lunes, 31 de marzo de 2014   |  Número 95
Acceda a nuestra hemeroteca
EN PRIMERA PERSONA
MIGUEL ALBERTE WOODWART, VOCAL DEL ÁREA DE NEURÓLOGOS JÓVENES DE LA SEN
“Del neurólogo se espera una superespecialización que difícilmente
puede conseguir durante la residencia”
Lamenta que la troncalidad no cuente con el consenso de las sociedades científicas ni de los estudiantes de Medicina

Sandra Melgarejo. Madrid
Miguel Alberte Woodwart es el nuevo vocal del Área de Neurólogos Jóvenes de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Decidió embarcarse en esta aventura porque cree que es “una magnífica oportunidad para conocer de cerca una sociedad con solera y un referente científico”. Si las limitaciones presupuestarias no lo impiden, intentará desde la vocalía volver a convocar becas para que los neurólogos jóvenes investiguen y se formen.

¿Qué le motivó a formar parte de la Junta Directiva de la SEN?

Miguel Alberte Woodwart.

La invitación por parte de Alfredo Rodríguez-Antigüedad a formar parte de su candidatura. Es una magnífica oportunidad para conocer de cerca una sociedad con solera y que muchos profesionales tenemos como referente científico.

¿Cuáles son las principales funciones de la vocalía?

Filtrar la bolsa de demandas y ofertas de empleo de la SEN; coordinar el Comité ad-hoc de Neurólogos Jóvenes –que incluye a neurólogos en formación, otros que han finalizado la formación recientemente, tutores de residentes y varios representantes de socios numerarios en general–; y recoger y trasladar las peticiones que los neurólogos jóvenes hacen a la sociedad. El Comité ad-hoc de Neurólogos Jóvenes concedió el pasado año dos becas para proyectos de investigación y estancias formativas, y esta vocalía también es la encargada de dictaminar que se hayan cumplido los objetivos marcados al otorgarse las becas. 

¿Tiene previsto introducir alguna novedad?

Gracias a la conducción experta y la extensa preparación de casos realizada por David Ezpeleta, queremos seguir desarrollando la actividad lúdico-formativa Neurodesafío, que constituye un referente dentro de las reuniones anuales de la SEN y es el evento mejor valorado. Para este año nos hemos propuesto aumentar el número de asistentes y buscar mecanismos para fomentar la participación. Si las limitaciones presupuestarias no lo impiden, queremos volver a convocar becas para que los neurólogos jóvenes investiguen y se formen. Además, hemos ideado acciones formativas para cuyo desarrollo contaremos con la cooperación de la Vocalía de Docencia y de la Plataforma Panamericana, nuevamente condicionadas a la disponibilidad presupuestaria.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan los neurólogos jóvenes?

Como es bien conocido, cada vez más se espera del neurólogo una superespecialización que difícilmente puede conseguir durante los cuatro años de residencia, así que el período post-MIR se caracteriza por la persistencia en la adquisición de competencias específicas al tiempo que desarrolla su práctica profesional diaria, ya sin supervisión y con responsabilidades plenas. Lamentablemente, en estos tiempos la superespecialización o la formación adicional no son garantía de un puesto de trabajo.

Hace cuatro años, cuando entrevistamos a su predecesor, Manuel Murie, ya hablamos de troncalidad. ¿Se ha avanzado en algo al respecto?

Recientemente hemos tenido conocimiento de que el Ministerio de Sanidad tiene intención de avanzar en la implantación del Decreto de Troncalidad en su redacción actual. Lamentablemente, una reforma de este calado no parece contar con el consenso de las distintas sociedades científicas ni, lo que es peor, de los principales afectados por la medida, que son los actuales estudiantes de Medicina. Cabe preguntarse si tan deficiente es y tanta reforma precisa un sistema MIR por el que sigue optando treinta años después de su creación la inmensa mayoría de los egresados de las facultades de Medicina españolas.

¿Los residentes de Neurología se implican en la SEN o su participación llega después, una vez terminado el MIR?

Quien tiene carácter participativo lo demostrará tanto en la etapa de estudiante, como durante el MIR y una vez obtenida la especialidad.  Es cierto que querríamos una mayor participación de los socios en todos los segmentos de edad, no sólo los recién llegados, y habremos de seguir esforzándonos para ofrecerles canales de comunicación e implicación en el funcionamiento de la sociedad. Específicamente en lo que respecta a los neurólogos jóvenes, hay que admitir que habitualmente sufren la mayor presión asistencial y las expectativas en cuanto a producción científica son más elevadas, así que tampoco sería reprochable si relegan la participación a un segundo plano.

¿Qué puede hacer la SEN por los neurólogos jóvenes?

La SEN lleva años organizando cursos destinados a los residentes de todo el país que se han convertido en un referente. Habitualmente, la reunión anual constituye el primer escaparate de envergadura al que se enfrentan los neurólogos jóvenes para mostrar a los demás los frutos de su labor investigadora que, por otra parte, pueden comunicar también en la revista científica Neurología. Además, tenemos intención de seguir apoyando con becas la investigación, así como la formación en competencias específicas y transversales.

Neurología es una de las especialidades más elegidas por las mejores notas del MIR, ¿por qué?

Quizá uno de los factores sea que la Neurología a día de hoy es de las pocas especialidades médicas que siguen siendo clínicas, en el sentido de que anamnesis y exploración son cruciales. No obstante, la especialidad también ofrece un abanico de pruebas complementarias que, con la formación apropiada, puede ejecutar el propio clínico. Esta combinación de factores probablemente la hagan muy atractiva. También ayuda el cambio de paradigma en los últimos años, en los que ha pasado de ser una disciplina más bien descriptiva a una con capacidad de intervención y de influencia en los desenlaces.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com