Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra.

Lunes, 25 de junio de 2012   |  Número 57
Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUalidad
PROFESIONALES SANITARIOS DEBATEN ESTRATEGIAS EN TIEMPOS DE CRISIS
El neurólogo es el más capacitado para tomar decisiones eficientes en esclerosis múltiple
Alfredo Rodríguez-Antigüedad advierte de que “la búsqueda de un ahorro a corto plazo generará más gasto en un futuro no tan lejano”

Redacción. Madrid
Ya ha comenzado el ciclo ‘Crisis económica y oportunidad de aprendizaje: Corresponsabilidad profesional’, organizado por la Fundación Pharmaceutical Care con el apoyo de Biogen Idec, tres sesiones que tendrán lugar a lo largo del año y en las que se debatirá sobre los problemas que la crisis económica plantea a los profesionales sanitarios y gestores a la hora de hacer compatible una atención de calidad con la gestión eficiente de los fondos disponibles. El ciclo se centra en el ámbito de la atención especializada hospitalaria y reunirá a un grupo de neurólogos, farmacéuticos y miembros de los equipos de dirección, que debatirán sobre el tratamiento de una patología concreta: la esclerosis múltiple.

De izda. a dcha., Borja García de Bikuña, presidente de la Fundación Pharmaceutical Care; Carmen Alberola, vicepresidenta de dicha Fundación; Carlos Lens, subdirector general de calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad; y Beatriz Perales, directora del Departamento de Market Access de Biogen Idec.

Durante la primera jornada se ha hecho un análisis de la situación actual desde el punto de vista de los distintos profesionales implicados en el tratamiento de esta patología y, a continuación, se ha debatido cómo escoger el mejor camino para evitar ineficiencias, detectando los puntos de discusión y analizando las decisiones que se tomarán.

En el caso de una patología neurológica, como la esclerosis múltiple, el papel del especialista es clave. En palabras de Alfredo Rodríguez-Antigüedad, jefe del Servicio de Neurología del Hospital Universitario de Basurto (Bilbao), “el neurólogo es, sin duda, el profesional que mejor conoce los aspectos médicos de la especialidad, y por lo tanto, el más capacitado en la toma de decisiones eficientes”.

“A la hora de decidir qué tratamiento se prescribe, debemos valorar cuál nos ofrece una mejor relación eficacia-seguridad. La eficiencia, es decir, conseguir el máximo beneficio para el paciente al menor coste posible, es una variable que no podemos perder de vista”, ha explicado Rodríguez-Antigüedad.

“La crisis económica actual podría acarrear consecuencias indeseadas para el abordaje de algunas enfermedades, como la búsqueda de un ahorro a corto plazo, ahorro que generará más gasto en un futuro no tan lejano”, ha indicado.

Corresponsabilidad profesional

Para Borja García de Bikuña, presidente de la Fundación Pharmaceutical Care, “sin una gestión eficiente no hay calidad, y somos nosotros, los profesionales sanitarios quienes tenemos que buscar esa calidad total, es decir, la que influye en la eficiencia”. “Así, debemos gestionar la incertidumbre, porque trabajar con calidad exige tomar decisiones acertadas en situaciones de incertidumbre”, ha añadido.

En este sentido, se ha insistido en el concepto de corresponsabilidad profesional, que se basa en un deber social, el de la responsabilidad que tienen los profesionales sanitarios frente al paciente y sus limitaciones. “El paciente depende de nosotros y eso es lo que nos obliga a mirarlo del modo más responsable posible, para obtener así el mayor beneficio clínico para él”, ha explicado García de Bikuña. “Además, en estos momentos hablamos de un paciente único, con unas limitaciones concretas, por lo que hay que individualizar el tratamiento, con una única estrategia para abordar la enfermedad”, ha matizado.

En conclusión, “con la participación de todos y sabiendo las fortalezas y debilidades de los otros profesionales implicados y las nuestras, debemos apoyarnos para usar los recursos disponibles lo mejor posible. Los objetivos individuales han de dar paso al deber social de una estrategia en equipo en beneficio del paciente, que ha puesto en nuestras manos su salud”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com