Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra.

Lunes, 23 de enero de 2012   |  Número 46
Acceda a nuestra hemeroteca
ENFERMERÍA NEUROLÓGICA
PREMIO DE LA SEDENE A LA MEJOR COMUNICACIÓN ORAL DE CASOS CLÍNICOS
Las personas con trastornos del movimiento psicógenos requieren una escucha activa
El personal de Enfermería debe evitar los juicios de valor y adaptar el plan de cuidados a las necesidades de los pacientes

Sandra Melgarejo. Madrid
El trabajo ‘Trastornos del movimiento psicógenos’, presentado por Mª Rosa González Ablanedo y Mª Blanca María Rodríguez, del Hospital de Cabueñes de Gijón, fue galardonado con el Premio a la mejor comunicación oral de Casos Clínicos en la XVIII Reunión Anual de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica (Sedene).

Mª Blanca María Rodríguez y Mª Rosa González Ablanedo.

Como explica Mª Rosa González Ablanedo a Publicación Médica de Neurología, “el trabajo surgió a raíz del ingreso clínico de una mujer de 25 años, natural de Cádiz y residente en Asturias porque estaba preparando las oposiciones para la Policía Nacional, sin ningún antecedente de interés, pero con un temblor generalizado que le persistía incluso cuando dormía”.

Médicamente se le diagnosticó una mioclonía psicógena, “un trastorno del movimiento con un componente psicológico importante que no tenía ninguna patología orgánica”, detalla la enfermera. Los trastornos del movimiento psicógenos son, en general, raros (el 10 por ciento de los trastornos del movimiento no parkinsoniano) y son más habituales en mujeres. El síntoma más frecuente es el temblor, seguido de la distonía y, por último, las mioclonías.

Según González Ablanedo, “en estos casos se suele decir inconscientemente al paciente que no tiene nada, no se le escucha y se hacen juicios de valor negativos”. En su opinión, “es importante mantener una escucha activa sin juzgar, observar la evolución del paciente, adaptar el plan de cuidados de Enfermería a las necesidades que presenta y utilizar un lenguaje claro y conciso para explicarle qué pruebas se le están haciendo y qué le pasa”.

En el trabajo, las autoras concluyen que “el personal de Enfermería debe conocer las patologías neurológicas poco frecuentes, aunque la atención sea prestada en base a las necesidades que presente el paciente al ingreso y así desarrollar unos cuidados seguros y eficientes”.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com