Enfermería neurológica

PROGRAMA DE MD-NURSING LÓPEZ IBOR Y LA FUNDACIÓN VIANORTE-LAGUNA

Un acuerdo pionero garantiza cuidados paliativos a pacientes con alzheimer


Dará cobertura global a las personas con demencias, desde el diagnóstico de la enfermedad hasta su fase final

Redacción. Madrid
MD-Nursing López Ibor y la Fundación Vianorte-Laguna promoverán un programa conjunto para proporcionar tratamiento integral a los pacientes con alzheimer y demencias. Este proyecto facilitará asistencia a los enfermos y apoyo social a sus familias desde el diagnóstico inicial hasta su fase final, con lo que garantizará también la accesibilidad de pacientes con demencias a los cuidados paliativos. Ambas instituciones han destacado que el proyecto “Diagnóstico, asesoramiento y hospitalización integral” es pionero en nuestro país.

JPEG - 71.7 KB
Juan José López Ibor y Francisco Martín López-Quesada.

“El plan aporta un valor diferencial importante para los pacientes con demencia, porque podrán ser atendidos por los equipos más especializados tanto en las fases iniciales y medias de la demencia, como en la fase terminal”, ha asegurado Francisco Martín López-Quesada, presidente de la Fundación Vianorte-Laguna. Dentro de las características de este programa se encuentran aspectos como el diagnóstico precoz, la identificación temprana de las necesidades de los pacientes y por tanto la atención especializada en el lugar y circunstancias que más convengan al paciente.

La Fundación Vianorte-Laguna ha impulsado la construcción del primer centro especializado de España dedicado al tratamiento de pacientes en fase avanzada, el Hospital Centro de Cuidados Laguna, en Madrid. Por su parte, la Fundación Juan José López Ibor, que participa junto con la Clínica López Ibor en el proyecto MD-Nursing, tiene por objeto la asistencia, docencia e investigación en el campo de la psiquiatría, la salud mental, la neurociencia y otros campos relacionados de las ciencias de la salud y desarrolla sus actividades tanto en territorio nacional como en el ámbito internacional.

MD-Nursing tiene su base en el Reino Unido y fue creada por dos líderes de opinión mundiales en el campo de la demencia: Shlomo Noy, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Tel-Aviv (Israel), y Michael Davidson, director del Departamento de Psiquiatría de Sheba-Rehabilitación Hospital, en Tel Hashomer (Israel).

“Este convenio viene a llenar un hueco asistencial en nuestro país”, ha explicado Francisco Bermúdez, director Gerente del Hospital Centro de Cuidados Laguna. “Garantizar el mejor tratamiento a las personas que sufren demencias pasa por asistirles en todas las fases de su enfermedad. Las sociedades internacionales de cuidados paliativos abordan cada vez con más frecuencia el problema de la accesibilidad, y la asistencia de los pacientes con demencia en estadios avanzados a los cuidados paliativos”, ha comentado.

Laguna ha asegurado que “la Sociedad Americana de Geriatría y la Academia Americana de Neurología han editado varios documentos al respecto”. Actualmente, en las directrices de estas organizaciones se incluyen los cuidados paliativos entre las prioridades de planificación asistencial, formación y calidad de cuidados en unidades específicas y residencias de los pacientes con demencia.

El 10 por ciento de las personas con demencias necesitan cuidados paliativos

JPEG - 69.4 KB
Personal sanitario con un paciente del Hospital Laguna.

El 10 por ciento de los mayores de 65 años y el 35 por ciento de los mayores de 80 años sufren alguna forma de demencia. De ellos, entre el 50 y el 70 por ciento están afectados por la enfermedad de Alzheimer. En España los últimos estudios sitúan a las demencias en más de 600.000 casos y cerca de un 10 por ciento de ellos, más de 60.000 pacientes, se encuentran en fase evolucionada de la enfermedad y necesitan cuidados paliativos.

A pesar de estos datos, el proyecto lanzado por ambas instituciones supone el primer programa integral que facilita este tipo de atención en nuestro país. El programa proporcionará atención al enfermo según su grado de deterioro, incluyendo diagnóstico, tratamiento, asesoramiento familiar, programa de cortas y medias estancias, planes individualizados específicos, y accesibilidad a cuidados paliativos en la fase final de la enfermedad, pero también facilitará sistemas de apoyo al cuidador, efectuando valoraciones de la sobrecarga para adecuar la cobertura social y sanitaria.