Neurología autonómica

LA SAN RECOMIENDA QUE EXISTA UNA POR CADA 400.000 HABITANTES

Seis de las ocho provincias andaluzas carecen de unidades de ictus


Los neurólogos denuncian que las dos que hay, la de Sevilla y la de Málaga, “no cumplen todos los requisitos”

Redacción. Sevilla
El presidente de la Sociedad Andaluza de Neurología (SAN), Guillermo Izquierdo, ha criticado que seis de las ocho provincias andaluzas aún carecen de unidades para atender los ictus, a pesar de que esta patología la sufren cada año en Andalucía unas 18.000 personas.

JPEG - 97.6 KB
Guillermo Izquierdo.

Además, ha lamentado que los dos dispositivos que funcionan en Andalucía, uno en Sevilla y otra en Málaga, “están incompletos al no cumplir con todos los requisitos” que se le requiere a una unidad de este calibre, por lo que ha advertido que, en esta situación, se deja a la región “sin ninguna unidad de ictus acreditada”.

“Si tenemos en cuenta que para prevenir esta patología se ha demostrado con grado de evidencia científica máxima que las unidades de ictus son el mejor remedio, no se entiende la carencia tan importante de estas unidades en nuestra comunidad", ha insistido Izquierdo.

El presidente de esta sociedad médica aboga por que cuando se hable de poner en marcha unidades contra el ictus se haga de “forma progresiva” y atendiendo a la ratio de poner "al menos una por cada 400.000 habitantes, es decir, un total de 20 unidades en Andalucía".

Además, señala que “su creación no es cara, una unidad de ictus no es una UCI, sólo requiere un espacio delimitado con cuatro o seis camas, un turno de personal de enfermería, fisioterapia y un neurólogo de urgencias". Otra solución, “intermedia pero muy operativa”, es la integración de la asistencia de Neurología de los hospitales comarcales en hospitales de referencia.

No obstante, este especialista ha admitido que la solución “más importante” a este problema pasa por la concienciación de la población. “Si no hay sensibilidad en la población, no habrá neurología de guardia en los hospitales”, ha opinado. Para Izquierdo, la creación de estas unidades “optimizaría” las estrategias de diagnósticos urgentes y “reduciría” el tiempo desde el inicio del ictus hasta la acción medica terapéutica.