Neurología autonómica

ES LA SEGUNDA DEL CENTRO, QUE SUPERARÁ LOS 15.000 ESTUDIOS ANUALES

El Hospital de Jaén inaugura una resonancia magnética de alta resolución


Posibilita el uso de técnicas como el estudio de perfusión, espectroscopias o angiografías

Redacción. Jaén
El delegado del Gobierno andaluz, Felipe López, acompañado por la delegada provincial de Salud, Purificación Gálvez, ha inaugurado una nueva resonancia nuclear magnética, que se caracteriza por su alta resolución (1,5 teslas), en el Complejo Hospitalario de Jaén.

JPEG - 56.9 KB
Complejo Hospitalario de Jaén.

Se trata de la segunda resonancia del centro sanitario, de modo que su implantación y puesta en marcha incrementa la capacidad diagnóstica del hospital jienense, ya que se espera que superen, de media, los 15.000 estudios anuales.

“Con esta dotación tecnológica, de última generación, se elevará la capacidad del centro para establecer diagnósticos y se mejorará la atención que se presta a los pacientes”, ha destacado López, quien ha añadido que con esta resonancia, “se da un paso más en el compromiso de la Junta de Andalucía en la mejora permanente de la sanidad pública para ofrecer al ciudadano una sanidad de calidad”.

La nueva instalación comenzará a funcionar de manera normalizada en los próximos días y permite realizar diagnósticos mediante imágenes anatómicas de todas las partes del cuerpo, principalmente afectaciones neurológicas, lesiones articulares, enfermedades cardiacas o tumores. Se trata de una tecnología no invasiva, indolora, que no utiliza radiaciones ionizantes, y no requiere hospitalización. La nueva resonancia permite realizar estudios para el diagnóstico precoz del cáncer de mama, así como estudios neurológicos o cardiovasculares, y posibilita el uso de técnicas como el estudio de perfusión, espectroscopias o angiografías.

La resonancia se encuentra ubicada en una zona anexa al servicio de Radiología del hospital médico quirúrgico. Las nuevas instalaciones, de unos 120 metros cuadrados, disponen de una sala de examen de la resonancia donde se realizan las pruebas funcionales y otra de control y lectura de las pruebas, además de salas de espera y vestuarios y aseos para preparación de pacientes.

Ha supuesto una inversión de 1,3 millones de euros por parte de la Consejería de Salud, de los que 242.000 euros han sido destinados a las obras de adecuación necesarias para su instalación en el semisótano del hospital.