Neurología autonómica

EL HOSPITAL DE MANISES ACOGE UNA REUNIÓN DE ESPECIALISTAS VALENCIANOS Y MURCIANOS

Los neurofisiólogos abordan las mejoras en el diagnóstico de la neuropatía de fibra fina


Esta neuropatía afecta a más del ocho por ciento de la población, aunque su prevalencia es mayor en pacientes con diabetes

Redacción. Manises
El Hospital de Manises ha reunido a casi un centenar de neurofisiólogos procedentes de la Comunidad Valenciana y Murcia con el objetivo de abordar las últimas novedades en el diagnóstico de patologías del sistema nervioso. En concreto, los especialistas reunidos en Manises han compartido experiencias acerca del diagnóstico de una dolencia muy común entre la población diabética, la neuropatía de fibra fina.

JPEG - 50.4 KB
Silvia Parra, neurofisióloga; Carlos Rodrigo, director Asistencial de Manises, y María Tárrega, neurofisióloga.

Según ha explicado Silvia Parra, neurofisióloga del Hospital de Manises, “se trata de un daño en los nervios sensitivos más pequeños ubicados en la superficie de la piel que recogen la sensibilidad térmica y dolorosa y que produce en el paciente dolor como síntoma principal”.

La importancia de estas fibras nerviosas reside en las funciones del sistema nervioso en las que participan. “Por una parte, transmiten la percepción del frío, el calor y el dolor recibido de los estímulos que entran en contacto con la piel. Por otra, regulan el funcionamiento autónomo de diferentes órganos que se encargan de la producción del sudor, control de la tensión arterial, funcionamiento de las pupilas y de la micción, entre otros”, ha indicado Mercedes Garcés, neuróloga del Hospital de Manises.

Por eso, una patología de este tipo se traduce en la existencia de dolor continuo, localizado principalmente en los pies, en ausencia de un estímulo doloroso que lo provoque, junto a una producción del sudor alterada, visión borrosa, incontinencia urinaria y disfunción eréctil entre otros síntomas.

El principal objetivo de esta reunión ha sido abordar las mejoras en el diagnóstico de esta neuropatía que afecta a más del ocho por ciento de la población, aunque su prevalencia es mayor en pacientes con diabetes, enfermedades sistémicas o autoinmunes. “Al tratarse de nervios muy finos, habitualmente se requieren técnicas neurofisiológicas muy específicas”, ha detallado Parra.

En este sentido, los especialistas han compartido información sobre este tipo de técnicas que están en desarrollo en los centros hospitalarios. También se ha abordado la necesidad de disponer de estas técnicas para un diagnóstico temprano de pacientes con este tipo de neuropatías.