Neurología autonómica

PROPONE AJUSTAR EL LENGUAJE JURÍDICO Y SANITARIO PARA AUNAR CONCEPTOS

La neuróloga Mercé Boada presenta en Toledo el Documento Sitges para regular la incapacitación por demencia


El objetivo es defender al enfermo en cualquier situación y analizar su capacidad para tomar decisiones

Redacción. Toledo
Hace unos días fue presentado en Toledo el Documento Sitges, editado por Mercé Boada, neuróloga del Instituto Catalán de Neurociencias Aplicadas, con el objetivo de regular los procesos de incapacitación de las personas con demencia y que nace tras constatar la falta de comunicación existente entre las instituciones jurídicas y médicas, según señaló Boada. Para paliar esta situación, Boada plantea en este documento ajustar el lenguaje jurídico y sanitario para aunar conceptos, valorar la trascendencia de la demencia más allá del diagnóstico, defender la autonomía de las personas y considerar la incapacitación legal como una protección para la persona dependiente.

JPEG - 64 KB
Javier Pérez (derecha), José Antonio del Ama, Mercè Boada y David Larios.

Tal y como indicó Boada, otro de los objetivos de este documento es defender al enfermo de demencia en cualquier situación, analizar su capacidad para tomar decisiones durante la evolución de la enfermedad y fomentar la incapacitación parcial, progresiva y a medida. "Tenemos que intentar aunar voluntades, perspectivas desde diferentes ámbitos, el ámbito médico y el judicial", señaló Boada, quien advirtió de los peligros de las "incomprensiones" entre ambos mundos. "De lo contrario, el resultado final es que no le ofrecemos la protección que tenemos que dar a estos pacientes".

Además, se hace necesario "revisar las medidas de protección médica, judicial y social para evitar la incapacitación total como solución única" puesto que, las demencias provocan muchas alteraciones y cada una de ellas requiere grados de incapacitación distintos. A su entender, se necesita una legislación más adecuada, adaptadas a las necesidades que presenta esta enfermedad a quienes la padecen. "Se necesita inversión para no demorar más el proceso, para agilizarlo. Las instituciones jurídicas y médicas hemos de acercarnos una a la otra y hemos de trabajar en común", sostuvo

La presentación de este trabajo, que corrió cargo de la autora y de David Larios, coordinador de Derecho Sanitario y Bioética del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), contó con la presencia del director general de Atención a Personas Mayores, Personas con Discapacidad y Personas en situación de Dependencia, Javier Pérez, que señaló que "el Gobierno regional apuesta por la coordinación para avanzar en la protección de los mayores y las personas con discapacidad".

Pérez se refirió a los nuevos retos asistenciales que conllevan los cambios sociodemográficos y el mayor envejecimiento de la población que han llevado al Gobierno de José María Barreda a apostar firmemente por la definición de un nuevo modelo sociosanitario, referente ya para el resto del Estado, cuya estrategia para los próximos 10 años quedará recogida en el Plan de Salud y Bienestar Social horizonte 2011-2020 con el objetivo de aunar las sinergias de la sanidad y los servicios sociales y garantizar la continuidad de los cuidados.